Google+ Followers

viernes, 17 de agosto de 2012

hypocritical Chameleon

 Serio pienso en todo lo que me rodea, ciertamente una de las pocas cosas que no deja de llamar la atención es la gente, la cual por lo general, unos mas que otros y otros menos que unos, tienen como costumbre moverse por necesidades y conveniencias en referencia a la sociedad.
Tengo que decir que absolutamente toda sociedad a pequeña y gran escala tiene esa necesidad, asta el mas puritano aprovecha para poder sacar tajada de algo que le convenga.

Pensando un poco en la sociedad, en el arte del  teatro y su antigua capital, Venecia, relaciono todo esto  teniendo la sensación de vivir en una sociedad basada en algo parecido al carnaval de dicha ciudad.
 Para los que no lo sepan este carnaval antiguamente podía durar hasta 6 meses, siendo uso de diversión por todas las castas; desde politicos desinhibidos por el anonimato  de su antifaz, pasando por mercaderes a pobres que tenían una triste mascara improvisada. En estas fiestas el olvido de la personalidad real se hace patentemente oculto tras unos adornos en porcelana, hasta el punto de no reconocer a una dama de la realeza por una mera prostituta hasta el coito.

Los engaños, los juegos al doble sentido destapan la necesidad en ese periodo que lleva a la gente a un equilibrio mental y físico tales como el engaño y la hipocresía en aspectos de la vida.

Bien pues  llegamos al meollo de asunto, veo cierta similitud entre la sociedad que antiguamente se escondía  tras una careta y en la que no se reconoce a la persona que la lleva, con la que vivo en estos años.
Movido por las injurias calumnias y  codicias de la gente hemos llegado a un estado  necesario de ocultar lo que de verdad somos adoptando la forma que mas nos interesa, como el camaleón que se camufla de un  depredador, somos capaces de aparentar lo que no somos con el uno fin de dañar, conocer o tener  algo en nuestro poder.
 Molesta saber que aveces se hace de manera involuntaria sabiendo que esta visto como algo normal. Me dan a entender que la sociedad  lo da por hecho como algo común en el ser humano.
Planteo como de cruel, vil y desgraciada es nuestra naturaleza, y me pregunto si antaño también fue así  y en ese caso ¿Por qué? Y siendo así, ¿que remedio nos cabe esperar con este camino de piedras, baches e impedimentos?



2 comentarios:

  1. Parece que llevar máscara se ha vuelto una cuestión de supervivencia, pienso que todos llevamos una para ocultar nuestra vulnerabilidad porque si te muestras como eres saben donde hacerte daño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es algo que parece común hoy en día, aunque puntualizo que todos somos así, unos no tienen miedo a mostrarse, simplemente puntualizas a quien.

      Eliminar