Google+ Followers

domingo, 5 de mayo de 2013

Un vacío en el corazón

 Hace ya  unos meses de aquello y aun me cuesta reunir el valor para dedicarle unas palabras al ser que mas he querido, mi mejor y mayor amiga. un ser mágico que con solo una mirada mía le valía para saber  que me pasaba, si estaba bien o mal, si necesitaba un beso, distraerme o simplemente estar conmigo sin necesidad de decir ni hacer nada.
La verdad que no me importa decir que cada vez que te recuerdo lloro, en especial en las noches en las que añoro estar a tu lado y calentarnos uno al otro tumbados en el sofá. No tengo problema en decir que gracias a ti soy como soy, tu me enseñaste a ser noble y agradecido  a no rendirme NUNCA, a luchar por lo que quiero de verdad, a disfrutar de todo como si nunca mas volviera a verlo y un sin fin mas de cosas...¿Que habría sido de mi sin ti? No quiero ni pensarlo...

Si bien me diste mas de diez años ricos y geniales, ahora se me hace difícil concebir el sueño al saber que no estarás velando por nosotros cada noche como antaño.
Tengo una deuda que no pude, puedo ni podré saldar nunca contigo de los grande que era, sabiendo que me salvaste de uno de los baches mas importantes de mi vida con solo 8 años.
Tu y solo tu me sacabas la sonrisa cuando jugábamos y paseábamos juntos sin importar la hora, el tiempo o quien se viniese,  aun cuando lo recuerdo  todavía sale a flote la sensación de paz y felicidad que sentía.

Pero todo se torció de repente, pasó tan deprisa que no me hice  al idea de que te estabas yendo, ni de que te habías ido hasta semanas después. Yo quise ser  iluso con ello y decía que saldría de esta, que fuiste siempre  una verdadera campeona y que esto  no te sobre pasaría que solo era la edad, pero me equivoqué.
Ese maldito cáncer te fue consumiendo hasta el punto de bajarte en brazos a la calle  porque no podrías andar, aun así lo intentabas y era duro verlo, tras  unas noches de agonía en las que ni yo por verte ni tu por los dolores podíamos dormir  decidimos dar fin a tu agonía y a tu sufrimiento.
Espero que sepas perdonarnos pues solo queríamos evitar  mas dolor a pesar de mi idea egoísta de querer mantenerte a mi lado pasara lo que pasara. Entendí que era lo mejor para ti y que  no me lo perdonaré nunca,siempre te querré y nadie podrá llenar este vacío que dejas en mi vida.
 Mis mas sinceras disculpas.
             TE QUIERO IRIS